coronaviurs-work-from-home-productively

Coronavirus: 6 ideas para trabajar desde casa de forma productiva

¿Cómo te va por el momento? ¿Has entrado ya en tu rutina de trabajo en casa?

Nuestra vida cotidiana, así como las vidas de la mayor parte de la población mundial, ha cambiado en las últimas semanas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Un estilo diferente para seguir como siempre. Pero, ¿qué significa esta normalidad en una situación así? La verdad es que nadie lo sabe, pero vamos a daros algunos consejos…

Aunque el equipo de Azimo está trabajando actualmente desde casa, seguimos operando al 100%. Seguimos permitiendo tanto a particulares como pequeñas empresas enviar dinero al extranjero de forma rápida y segura, incluidos aquellos clientes que trabajan en la primera línea de batalla contra la COVID-19. Nuestro centro de soporte también sigue abierto como de costumbre, preparados para ayudarte en cuando nos necesites.

Ahora que muchos de nosotros empezamos a familiarizarnos con el teletrabajo, quedarnos en casa, dormir, comer y hacer deporte en casa. ¿Cómo se está adaptando cada persona?

Esperamos que hayas encontrado una rutina que se adapte a tu situación, pero al equipo de Azimo le gustaría compartir contigo algunos de sus consejos.

Establecer una rutina

Establecer una rutina

Cuando trabajas desde casa, la rutina se puede ir de las manos. Fijar un horario de trabajo cada día y respetarlo te ayudará a concentrarte y mantener los niveles de energía equilibrados a lo largo del día.

Algunas personas opinan que levantarse a una hora determinada y realizar los rituales habituales cada mañana les ayuda a prepararse para la jornada. Puedes incluso salir de casa a la hora habitual, dar un paseo corto y volver a casa para empezar a trabajar. Otras personas prefieren empezar su jornada laboral más temprano y comenzar el día con un café. A fin de cuentas, se trata de encontrar qué funciona mejor para ti.

Para ayudarte a concentrarte a lo largo del día, divide las tareas en diferentes segmentos, puedes utilizar Google calendar para que sea más fácil. Si crees que las redes sociales te distraen, prueba a borrar sus iconos de tu navegador y cierra la sesión de todas tus cuentas durante las horas de trabajo.

Crear un espacio de trabajo

Crear un espacio de trabajo

Si es posible, crea una habitación dedicada a las horas del trabajo (también puedes utilizar un escritorio o rincón de la casa). Te ayudará a concentrarte y respetar tu horario. Una silla cómoda, un monitor, auriculares: intenta recrear tu entorno de trabajo habitual tanto como sea posible para asegurar tu comodidad y concentración.

¿No tienes espacio? Échale un ojo a estas  ideas para espacios de trabajo en casas pequeñas para inspirarte. Si vives con familiares o compañeros de piso, establece límites, siempre que sea posible, para que te permitan concentrarte durante las horas de trabajo.

Haz pausas a menudo

Haz pausas a menudo

Trabajar desde casa puede afectar a los límites entre vida laboral y privada incluso en el mejor de los casos. En estos tiempos inusuales de restricciones y confinamiento provocados por el coronavirus es aún más importante saber poner límites.

Asegúrate de hacer pausas cortas a menudo, añádelas a tu agenda y tu calendario. Mientras estás descansando, no mires nada relacionado con el trabajo. Si es posible, sal a tomar un poco de aire antes de volver a tu espacio de trabajo.

Programa suficientes días libres para desconectar completamente, tanto tu cuerpo como tu mente lo agradecerán. Y, seguramente, también tus compañeros de trabajo.

Desconéctate al acabar la jornada laboral

Desconéctate al acabar la jornada laboral

Intenta respetar tus horas de trabajo y desactiva todas las notificaciones relacionadas con el trabajo al acabar el día, sobre todo si has iniciado sesión desde dispositivos personales. Si tu trabajo es de lunes a viernes, disfruta del fin de semana para recargar energías.

Redactar una lista de cosas por hacer también es una buena idea. Antes de dejar el escritorio, escribe una lista de tareas pendientes para el día siguiente, incluso si las tienes apuntadas en una herramienta digital de gestión. Te ayudará a poner fin a tu jornada laboral.

Es posible que los fines de semana te parezcan difíciles en estos momentos y el trabajo te ayude a mantener la mente ocupada, pero intenta explorar distintas formas de mantener tu mente ocupara sin estar enfrente de una pantalla. Por ejemplo: cocinar, dibujar, juegos de mesa o puzles.

Mantente activo/a

Mantente activo/a

Mantén tu rutina de ejercicios o crea una nueva. Come sano, sal al exterior aunque sea para dar un paseo corto por el barrio. El aire fresco hace milagros.

Puedes encontrar muchos recursos gratuitos de vida sana y fitness online, por ejemplo, los entrenamientos, cursos de yoga y pilates de HIIT. Seguro que encuentras alguno que se ajuste a tu estado físico, intereses y motivación. Si pasas sentado/a muchas horas cada día o utilizando el móvil para ver las noticias y mensajes, estos  estiramientos de yoga pueden ayudarte a reforzar tu espalda y corregir tu postura.

Recuerda cuidar tu mente además de tu cuerpo. También puedes encontrar buenos recursos online sobre  bienestar mental mientras estás en casa. Ofrecen asesoramiento y consejos sobre temas como el control de los pensamientos negativos o cómo mejorar la calidad del sueño. Otras opciones son la meditación y los ejercicios de  mindfulness, que pueden ayudar a aliviar la ansiedad.

Mantente conectado/a

Mantente conectado/a

Ver otras casas en otras partes del mundo se ha convertido de repente en algo importante para nosotros que de otra manera nos habríamos sentido totalmente aislados/as. Afortunadamente, la tecnología nos permite ver a otra gente a través de muchas formas distintas, sácales el máximo partido.

Mantente en contacto con amigos, familiares y compañeros de trabajo. Aprovecha para socializar después del trabajo, aunque solo sea una videollamada o un “café virtual” Recuerda que estás trabajando desde casa, no desde otro planeta.