Cómo crear un contrato para autónomos

Cómo crear un contrato para autónomos

Si eres un comerciante individual o una startup en crecimiento que emplea a trabajadores remotos, necesitarás preparar contratos para autónomos. Dependiendo de la naturaleza del trabajo, los contratos de autónomos pueden diferir de un proyecto a otro. Dicho esto, hay varios elementos comunes a la mayoría de estos contratos. Descubre qué incluir en tus contratos para autónomos y por qué los necesitas. 

Incluye los nombres completos, información de contacto y fechas

Los nombres completos de ambas partes deben aparecer al principio, y también a lo largo de cualquier contrato. 

Como profesional, debes utilizar el nombre completo y oficial de tu empresa y no los nombres informales. Por ejemplo, si representas al gigante tecnológico Apple, tendrías que utilizar el nombre Apple Inc. al redactar los contratos. 

Del mismo modo, las empresas deben incluir el nombre completo del freelancer. Si el nombre del trabajador es Benjamin, utiliza siempre ese nombre completo incluso si lo conoces personalmente como Ben o Benji. 

Puede parecer una tontería, pero ser precisos en los contratos evita las confusiones.

Asegúrate de incluir también la información de contacto (direcciones postales y de correo electrónico, números de teléfono) de cada una de las partes. Por último, asegúrate de que el contrato tenga la firma de su creación, así como la fecha de la firma de cada una de las partes.

Incluye una descripción de los servicios

La descripción de los servicios que se van a prestar es un resumen general del acuerdo entre ambas partes. Por un lado estás tú como empresa. Por el otro, el freelancer al que estás contratando. 

Tienes que utilizar esta parte del contrato para describir los servicios que esperas que realice el trabajador. Por ejemplo, diseñar o traducir varias páginas web. 

¿Necesitas un freelancer para tu empresa? Solo necesitas nuestra guía para encontrar el contratista o freelancer perfecto para tus proyectos. 

Añade detalles de pago

Para evitar cualquier malentendido, tendrás que establecer condiciones de pago claras, incluido el método de pago, la cantidad y las fechas. Si estás contratando a un trabajador en el extranjero, indica en qué moneda recibirá el pago. 

También tendrás que indicar la tarifa que le pagarás al trabajador. Dependiendo del proyecto, las tarifas se establecen por lo general por hora, día o proyecto. 

Si le pagas al trabajador una tarifa por adelantado (generalmente entre el 25 y el 50 por ciento del pago total), tendrás que incluir también esto en el contrato.

Incluya unos plazos razonables para realizar el pago después de recibir una factura. Si tu empresa compensa financieramente por pagos pagos tardíos o con retraso, añade esta información al contrato. 

Consigue cinco transferencias gratuitas y tu primera transferencia a un tipo de cambio especial al registrarte en Azimo Business. Empieza a enviar pagos más rápidos a freelancers en el extranjero hoy mismo. 

Incluye una fecha límite

Si no añades plazos, es fácil que los trabajadores contratados pierdan la concentración.

La división de trabajos o proyectos en diferentes secciones y fechas de límite suele ser una forma más eficiente de gestionar proyectos con autónomos. 

De esta forma, es menos probable que tu freelancer se sienta bajo presión, es decir, en una situación en la que tienen una cantidad considerable de trabajo pendiente en un corto período de tiempo. 

Establecer plazos también te ayuda a planificar y administrar otras actividades que involucran a tu empresa. 

Dependiendo de la naturaleza del trabajo, crea un contrato que te permita recibir diferentes borradores a tiempo y la oportunidad de revisar el trabajo, así como aportar tus comentarios.

Añade una cláusula de propiedad

Como cliente, es habitual obtener todos los derechos sobre el trabajo que has encargado a un freelancer. Sin embargo, tendrás que incluirlo explícitamente en tu contrato para que sea legalmente vinculante.  

Digamos que contratas a un freelancer para escribir descripciones de los productos de tu empresa. 

Aunque el trabajador escribe las descripciones, una cláusula de propiedad debe indicar que tu empresa es propietaria de la propiedad intelectual (PI) de la obra. 

Los freelancers piden a veces ser reconocidos por su trabajo. En función del tipo de proyecto, tu empresa puede aceptar o rechazar dicha solicitud. 

Si no puedes acreditar el trabajo del autónomo, podrías ofrecer un compromiso razonable. Por ejemplo, una referencia excepcional o tu apoyo en LinkedIn podrían convenir a ambas partes y ayudar a mantener tu relación de trabajo.

Establecer los términos del trabajador autónomo

Al contratar a un freelancer, generalmente tendrás expectativas diferentes para su trabajo y el trabajo de tus empleados a tiempo completo. Un buen contrato de autónomo debe reflejar estas diferencias.

Por ejemplo, como empresa, es posible que tengas que declarar que tu empresa:

  • No proporcionará al freelancer equipo como un ordenador portátil.
  • No representa al freelancer de ninguna manera.
  • No es responsable de los impuestos del freelancer.

Información confidencial

Cuando contratas a autónomos, es posible que necesites compartir información confidencial con ellos. 

Los detalles como las estadísticas de los clientes pueden ser muy sensibles para tu empresa, por lo que necesitarás asegurarte de la protección de la información. 

Al añadir una cláusula de confidencialidad, estás evitando que el freelancer revele cualquier información que compartas con ellos. 

Añadir una cláusula de rescisión 

El método más común de rescindir un contrato con un freelancer es invocar la cláusula de rescisión del contrato. 

La mayoría de los contratos, incluidos los contratos independientes, cuentan con una cláusula para terminar el contrato antes de tiempo. 

En particular, una cláusula de rescisión protege tanto a tu empresa como al trabajador. 

Como los contratos de autónomos establecen los requisitos y expectativas de ambas partes, cualquier incumplimiento de estos Términos podría llevar a cualquiera de las partes a optar por terminar el contrato antes de tiempo.

Descarga la aplicación en iOS o Android y empieza a hacer pagos comerciales hoy. Consigue tus cinco primeras transferencias gratuitas, a un tipo de cambio excepcional.