Nunca uses tu banco para hacer una transferencia al extranjero

Ya sea en el ámbito personal o profesional, hacer una transferencia al extranjero puede llevar mucho tiempo y salir caro, pero no tiene que serlo necesariamente. 

Pagar a un proveedor en Pekín, a un trabajador autónomo en Varsovia o regalar algo de dinero a un familiar en Abuja: hacer una transferencia con tu banco tradicional puede parece un sensato, pero no puede estar más lejos de la realidad. Sigue leyendo y descubrirás qué deberías hacer y por qué. 

Las transferecias internacionales son caras

Te ha costado mucho trabajo conseguir el dinero, así que lo último que necesitas es que tu banco se quede con una parte.  Las transferencias bancarias pueden parecen algo fácil. Al fin y al cabo, el dinero ya está ahí.

Sin embargo, deberías evitar enviar dinero al extranjero con tu banco, ya que sus servicios están llenos de costes extras ocultos entre los que se incluyen:

La tasa por transferencia saliente

Una tasa fija, a menudo indicada por adelantado, que pagas por enviar dinero a un ser querido. A primera vista, puede parece baja y razonable, pero debes tener en cuenta que esta no es la única tasa que se aplicará al usar tu banco tradicional. Los bancos a veces aplican otros cargos a ti o a tu familia por recoger o liberar el dinero en sus cuentas. 

La comisión por transferencia entrante

Como mencionamos anteriormente, cuando el dinero llega a su destino, a veces el beneficiario tiene una sorpresa desagradable. Esta sorpresa aparece en forma de tasa por la transferencia entrante. 

En ese momento, la sucursal del beneficiario será la que imponga una comisión para liberar el dinero, por lo que la cantidad final se verá reducida en la cuenta del beneficiario.

El margen de beneficio del tipo de cambio

El margo del tipo de cambio es otro cargo tan bien ocultado que muchos clientes ni siquiera saben lo que están pagando. Lo único que hace el banco es ofrecer un tipo de cambio 10-15% menos competitivo que el tipo de cambio real (según la media del mercado), por lo que el cliente no nota la diferencia. 

Los bancos y proveedores tradicionales obtienen un gran beneficio con el margen de tipo de cambio, especialmente cuando los clientes envían un pago único de valor importante o si envían dinero a corto plazo, por ejemplo en una urgencia familiar. Si quieres una mejor oferta, échale un ojo a nuestra guía sobre cómo obtener el mejor tipo de cambio en transferencias internacionales

La tasa por transferir dinero entre bancos

Una transferencia de dinero es algo así como enviar un paquete al extranjero, en el sentido en que el dinero puede hacer varias paradas en el camino. 

En el caso del dinero, el efectivo electrónico a veces se cambia de un banco intermediario a otro hasta llegar a su destino final. En esse caso, cada banco tiene derecho a cobrar una comisión del dinero que se envía (conocido como comisión por transferencia de banco a banco), en detrimento del valor que recibe el beneficiario.

En el peor de los casos, antes de enviar el dinero ni siquiera se sabe si estas tasas se aplicarán o no. Imagina que envías 100 £ a alguien con una tarjeta de cumpleaños y descubres que la oficina de correos ha abierto la carta y sacado una parte del dinero antes de entregarlo. Eso es exactamente lo que los bancos están haciendo cuando envías dinero al extranjero.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Hay una manera de usar un banco para transferir dinero al extranjero a bajo precio. Si tu banco tiene una sucursal o socio internacional que opera bajo la misma marca, es posible que puedas enviar dinero sin cargos. Algunos bancos también ofrecen transferencias de dinero sin tasas entre sus cuentas premium. Ten en cuenta que seguirás pagando su margen de beneficio del tipo de cambio y que las transferencias bancarias suelen ser bastante lentas…

Las transferencias bancarias son lentas

A pesar de los avances en la tecnología, los bancos tradicionales todavía utilizan un servicio llamado SWIFT para enviar dinero al extranjero. SWIFT significa Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales y no son para nada rápidas. 

En 1973, cuando se fundó SWIFT, era la mejor manera de enviar dinero a casa. En 2020, con soluciones modernas de transferencias de dinero como Azimo, SWIFT parece una reliquia del pasado. Con las costosas transferencias SWIFT que pueden tardar hasta siete días hábiles, no hay ninguna razón de peso para enviar dinero de esta manera.  

Utiliza un servicio de transferencia de dinero

Si envías dinero al extranjero, necesitas un servicio que sea:

  • Rápido
  • Barato
  • Seguro
  • Fácil de usar

Un servicio de transferencia de dinero como Azimo ofrece todo lo anterior, porque está diseñado específicamente para enviar dinero al extranjero. 

Azimo combina una tarifa única y baja con un buen tipo de cambio para darte la mejor oferta. En algunos casos, somos hasta un 90% más baratos que un banco o un proveedor de transferencias tradicional. 

Además, Azimo es rápido. Ofrecemos transferencias instantáneas o de una hora en más de 80 países, dependiendo del modo de entrega que elijas.  

Y con nuestra tecnología antifraude y cifrado a nivel bancario, tu dinero siempre está seguro con nosotros. Descárgate nuestra app para iOS y Android o visita nuestra web para registrarte hoy mismo. Solo tardarás dos minutos y tus dos primeras transferencias serán gratuitas.

Azimo es la forma más rápida y barata de enviar dinero a más de 200 países y territorios en todo el mundo. Solo se tarda dos minutos en crear una cuenta y empezar a enviar dinero. Regístrate hoy para conseguir dos transferencias gratuitas (cinco si tienes una empresa verificada).